La Lamparilla, un espectro traicionero y letal

La Lamparilla es un espectro muy conocido por los pobladores de Tocache, se cree que tiene un aspecto similar a la parca; pero con la peculiaridad de que desprende luz de entre sus costillas. Su nombre deriva de su semejanza con una lámpara encendida, se dice que aparece en horas avanzadas de la noche, como un foco de luz tenue.

Este ente suele deambular en plena oscuridad cerca de lugares poblados, en donde impera un silencio pesado y tétrico, ahí espera a sus víctimas para impresionarlas hasta causarles la muerte. Aquellos que pudieron escapar de ella, buscaron rápidamente refugio en sus domicilios, quedando altamente impresionados y botando espuma por la boca. Pocos quedan cuerdos después de encontrarse con este espectro.

Hay quienes aseguran que es un esqueleto exhumado de un cementerio cercano; y dominado por un duende que busca asustar a los pobladores de la comunidad. Se dice que quien atrape a la lamparilla podrá obtener un tesoro; pero el duende hará de todo para que esto no suceda. Es por ello, que algunos inconscientes pretenden enfrentarla sin éxito, hallando la muerte.

La Lamparilla va merodeando lentamente el camino que recorre en forma de esfera luminosa, muchos que han tenido la mala suerte de advertirla a lo lejos; han caído en cuenta que la luz que levita y cruza malezas, sisea levemente y parpadea cada instante; dejando escapar diversos colores como una intermitente señal de que la maléfica presencia es sin duda “peligrosa y mortal”.

Sin duda La Lamparilla es uno de los espectros más temidos de la zona, su solo nombre esparce un rosario de emociones de temor y angustia. Porque cuando este mito mata a alguien, no descansará hasta llevarse a dos o tres más; siempre es así. Por eso no es bueno salir en la noche, pues el monte tenebroso nos tiene preparado muchas sorpresas.